Lean Startup La nueva forma de crear empresas

Digita Studio
Lean Startup es una metodología que te ayuda como emprendedor a implementar negocios, evitando desperdiciar tiempo, recursos y esfuerzos. Propone como paso previo lanzar un experimento, que permita al emprendedor buscar un un modelo rentable
10 minutos de lectura
Ideación y Planeación del Negocio

Reinventarse o perecer

Como jóvenes emprendedores, estamos bastante acostumbrados a esta condición. Es casi parte del proyecto, una adrenalina necesaria al momento de tomar decisiones que más de una vez nos ha puesto en jaque, pero nunca en mate.

Sin embargo, pareciera que el cúmulo de circunstancias del tiempo presente ha provocado una mayor urgencia en nuestros procesos de propuesta, implementación y retroalimentación. El ritmo se aceleró, la marea se picó de pronto, y ahora nos toca adaptarnos con agilidad y determinación si es que deseamos ver florecer a nuestras empresas.


Netflix-Bluckbuster


Una de las formas más pragmáticas para realizar un cambio profundo en la ecuación empresarial es integrando modelos validados, exitosos y eficaces. Esto y más es la Metodología Lean Startup

Si tu proyecto ya suma algunos años navegando en el mercado, la información que encontrarás en este artículo te ayudará a comprender si es momento de incorporar nuevos paradigmas a tu empresa para garantizar su ascensión. Si, por el contrario, vas comenzando a gestar la empresa de tus sueños, entonces es imperativo que consideres la metodología que encontrarás a continuación antes de tu lanzamiento.


Orígenes de la Metodología Lean Startup

Si eres un fan del Silicon Valley como nosotros, entonces es posible que te suene el nombre de Steve Blank, emprendedor veterano que comenzó su inclusión en el mundo de las Startups a finales de los 70, cuando el concepto de “Startupero” era muy diferente a lo que conocemos hoy día. Su carrera militar lo encaminó a participar en proyectos gubernamentales que pretendían investigar amenazas soviéticas durante la Guerra Fría. Sin embargo, no demoró demasiado en enamorarse del sector privado.


Steve Blank


Por más de 21 años, Blank estuvo enfrascado en múltiples proyectos tecnológicos. Al menos cuatro de sus empresas cotizaron en la bolsa. Fue hasta su octava y última startup antes de su retiro que formó parte del equipo desarrollador de un software para la gestión de clientes (Customer Relationship Management, o CRM). Este proyecto lo llevó a comprender algo que no había visto antes: el poder de la opinión del cliente.


Trabajando toda su vida desde el modelo tradicional, en el que las empresas desarrollaban sus productos hasta el final y la aceptación o el rechazo del mercado venía después del lanzamiento, se percató que existía una fórmula que incrementaba la probabilidad el éxito de un producto. 


Fue entonces que, a mediados de la década de los 90, desarrolló la titulada “Metodología del Desarrollo de Clientes” o Customer Development, en la que presentaba un método científico para comprender a un grado más profundo la necesidad real de los consumidores y el grado de satisfacción que esperaban de los productos.


Esta metodología fue retomada años después por Eric Ries, alumno y discípulo de Blank. Ries continuó testeando su proceso a través de su trabajo de consultor. Fue hasta el año 2011 que sus investigaciones y resultados fueron publicadas en el libro del mismo título:

The Lean Startup



Eric Ries


Digita Studio Logo
Quiénes somos

Somos un equipo de ingenieros, diseñadores UX/UI, mercadólogos y analistas en negocios con una única misión: La transformación digital de las empresas.

Desarrollamos software enfocado en negocios.

Conocer Más

Desarrolla software enfocado en negocios

Somos Digita Studio, y podemos desarrollar una solución de digitalización a la medida para ti.

Saber más

¿Cómo crear una Lean Startup?

En resumidas cuentas, la metodología Lean Startup consiste en desarrollar un producto a base de un “aprendizaje validado”. Es decir, en lugar de asumir que tu producto final va a ser un hit a partir de una simple teoría (sin importar la cantidad de investigación que hayas realizado) y apostarle todas las fichas desde el inicio; el pensamiento Lean nos invita a comprobar nuestra hipótesis en diferentes etapas, tocando base con el target paso a paso, asegurándonos de que, en efecto, nuestra Startup esté brindando el valor que nosotros suponemos.

La metodología Lean Startup está basada en un método científico. Eso significa que existe un proceso a seguir, una lista de pasos que, con un cambio de enfoque, representa una guía de operación empresarial más que interesante:


  1. Observación: Analizo el mercado y estudio del cliente potencial.
  2. Reconocimiento del problema: Detecto una necesidad a resolver.
  3. Hipótesis: Si desarrollo un producto con ciertas características, resolveré la necesidad.
  4. Predicciones: Estimo los resultados positivos y negativos de mi producto.
  5. Experimentación: Pongo el producto a prueba y lo valido con mi prospecto.
  6. Análisis de resultados: Encuentro mejoras y las implemento en mi producto.

Comunicación de los hallazgos: Le presento a los socios el plan de acción para la construcción de la nueva versión del producto.

Aprender, Construir, Medir.

Como ya te habrás dado cuenta, la metodología Lean Startup depende de un proceso de validación continua. ¿Pero cómo comprobar mi hipótesis con mis prospectos sin tener que invertir en mi producto final? La respuesta es: con un MVP.

¿Qué es un MVP?


Producto Mínimo Viable

(por sus siglas en inglés), es un prototipo que incluye las piezas más elementales de un producto, justo las que se desean comprobar. En palabras del mismo Rise: es una versión parcial de un producto orientada a descubrir rápidamente qué necesita el cliente, empleando el menor esfuerzo posible. 



El MVP que Rise propone incluye los siguientes parámetros:

Funcionalidad - Integrar solo las acciones más protagónicas de tu producto

Fiabilidad - Probabilidad de que tu producto funcione de la misma forma una y otra vez.

Usabilidad - Nivel de complejidad de interacción entre el producto y el usuario.

Diseño - Apariencia y sensación que despliega el producto.

Una vez que hayas palomeado todas estas variantes, tu Producto Mínimo Viable tiene, al menos en teoría, las facultades necesarias para arrojarte información de valor. 

 

Vive la metodología Lean Startup


Construye, mide, aprende y acelera. Grábate, comprende e implementa esa fórmula para que tu empresa pueda crecer hasta donde tú quieras. Queremos compartirte algunas ideas elementales que salieron de la mente del mismísimo Eric Ries:

Elimina la incertidumbre:

Lean es más que fallar rápido y barato para aprender y mejorar tu producto. Lean es brindar orden y estructura al momento de armar un proyecto. La incertidumbre es un factor, más que de riesgo, de fracaso. Mientras más seguro estés de tu producto a través de la validación correcta y eficiente por parte de tus prospectos, más acercas a tu proyecto al éxito.

Trabaja con inteligencia:

Lean no pregunta “¿Se puede construir este producto?”. Más bien, la pregunta correcta es “¿Debe construirse este producto?”. Si la respuesta es positiva, entonces la metodología te permitirá ir creciendo con cada prototipo. 

No te olvides de tu MVP:

La piedra angular de la metodología Lean Startup es el ciclo de retroalimentación de construir-medir-aprender. El primer paso es descubrir el problema que debe resolverse y luego desarrollar un producto mínimo viable para comenzar el proceso de aprendizaje. Solo tú conoces las preguntas que deben realizarse. No le tengas miedo a las respuestas, ten miedo de no preguntar lo suficiente.

Valida tu aprendizaje:

Una vez que se comprende, administra y adopta el aprendizaje validado, el proceso de desarrollo de nuevos MVPs puede reducirse sustancialmente. Cuando uno se concentra en averiguar qué es lo correcto para construir lo que los clientes quieren y por lo que pagarán, no se necesita pasar meses esperando el lanzamiento de la versión beta de un producto para cambiar la dirección de la empresa. 


Si quieres conocer más acerca de la metodología Lean Startup y de cómo construir un MVP, te recomendamos que entres a la página de Digita Academy, una plataforma de aprendizaje en línea que busca desenmarañar y aterrizar las lecciones, los conceptos y las prácticas más importantes de las empresas que encontraron el éxito a través de la digitalización. 


¿Necesitas una solución a la medida?

Somos Digita Studio, y podemos desarrollar una solución de digitalización a la medida para ti.

Encontrar solución
Digita Academy Logo
Para conocer más

Suscríbete a Digita Academy

Suscríbete
Digita Studio Logo
Quiénes somos

Somos un equipo de ingenieros, diseñadores UX/UI, mercadólogos y analistas en negocios con una única misión: La transformación digital de las empresas.

Desarrollamos software enfocado en negocios.